Calefaccionar y ahorrar en la factura es posible

Calefaccionar y ahorrar en la factura es posible

El panel calefactor es por lejos el aparato con el que podemos lograr mayor ahorro en nuestra factura de electricidad.

Una hora de consumo de un panel calefactor cuesta 2,52 pesos, mientras que el mismo tiempo de caloventor cuesta alrededor de 8,40 pesos.

En el medio de esta franja tenemos el radiador eléctrico estándar, con 4,03 pesos por una hora de consumo, y, por último, el aire acondicionado, con 4,25 pesos en el mismo periodo.

Si vamos al detalle en kilowatts/hora, el panel calefactor consume 0.60, seguido por el radiador eléctrico estándar con 0.96, pasando por el aire acondicionado: 1.1 y finalmente el caloventor con 2.00 Kw/H.

 

Ventajas del uso del panel calefactor:

  • Disminución de las emisiones de dióxido de carbono
  • Resultan ideales para habitaciones donde las personas no permanezcan en ellas por mucho tiempo
  • Permite ahorrar hasta un cincuenta por ciento más de energía que cualquier otro tipo de calefacción, ya que prácticamente imita la forma de calentamiento del sol sobre la Tierra.
  • Son compactos y ligeros, a diferencia de otros sistemas de calefacción como las estufas
  • Su colocación es muy sencilla y pueden fijarse tanto en techos y paredes. Incluso muchas personas deciden empotrarlos en el cielo raso.
  • Elimina hongos y bacterias de los ambientes, lo que impide la proliferación de ácaros, responsables de las alergias
  • Es un método de calefacción sustentable, ya que no quema restos fósiles, por lo tanto no contamina la atmósfera
  • El proceso de calentamiento de los ambientes se da a través de la conversión, es decir, que la energía calórica pasa directamente a los objetos, sin necesidad de calentar el ambiente.

Acciones sencillas

Después, para mantener nuestro hogar o espacio de trabajo bien calefaccionado y evitar pérdidas de aire que pueden repercutir posteriormente en el monto de nuestra factura, te dejamos una lista de acciones sencillas que todos podemos en práctica:

  • Aislar muy bien puertas y ventanas para evitar filtraciones de frío (chifletes)
  • Conviene subir las persianas cuando hay sol para que la luz caliente los vidrios y transfiera calor a la casa
  • Las cortinas de textura gruesa son una buena manera de evitar que entre aire por las ventanas. Por la noche, para conservar el calor, conviene bajar las persianas y cerrar las cortinas.
  • No calentar las habitaciones vacías. Es recomendable cerrar las puertas de las habitaciones que no están siendo usadas
  • Aislar el piso; si es de cerámica se pueden colocar alfombras que además de aportar calidez son un elemento decorativo

Mirá nuestro tutorial sobre calefacción eficiente