Eficiencia Energética

Eficiencia Energética

En Edesur estamos comprometidos con la Eficiencia Energética, el consumo responsable de energía ayuda a cuidar el medio ambiente y el gasto en el servicio. Queremos acercarte información clara y precisa para que puedas implementar mejoras en tu hogar.

Tutoriales

Cómo ahorrar electricidad

La Etiqueta de Eficiencia Energética ayuda a los usuarios a conocer el nivel de consumo y eficiencia de artefactos y electrodomésticos. Se encuentra pegada a los aparatos y cuenta con una escala de colores. Cuanto mayor es la eficiencia, menor es el consumo.

La mayor eficiencia es el color verde, clase A. La menor eficiencia es color rojo, clase G.

En la actualidad, para algunos electrodomésticos, se sumaron 3 categorías de máxima eficiencia A+, A++ y A+++.

¿Dónde encontrar la etiqueta?

Aire acondicionado, calefones eléctricos, heladeras, hornos eléctricos, lámparas, lavarropas, microondas, termotanque eléctrico y televisor.

La luz es una de las necesidades más importantes de un hogar y puede representar hasta el 33% del consumo energético de un cliente residencial. Por eso es te recomendamos que comiences a utilizar tecnología LED para todas tus lámparas.

Las lámparas LED consumen apenas 0,01 kWh, lo cual representa diez veces menos respecto de una incandescente y ocho veces menos respecto de una halógena. Asimismo duran 7 veces más tiempos respecto de estas tecnologías.

Consejos

  • En la medida que se quemen las lámparas se puede programar el reemplazo de estas por luminarias de tecnología LED o bajo consumo.
  • Mantener limpias las lámparas y pantallas, aumentará la luminosidad sin aumentar su potencia.
  • No dejar luces encendidas en habitaciones deshabitadas, por más bajo que sea su consumo.

En los días de calor siempre utilizamos aparatos eléctricos para refrigerar los ambientes de la casa: en especial equipos de aire acondicionado y ventiladores. Esta es la información que tenés que saber:

Aire Acondicionado: son equipos de alto consumo que demandan desde 1 kWh (para presentaciones una presentación básica de 2000 frigorías). Si vas a adquirir uno, es importante que elijas uno con certificación clase A para que tenga la máxima eficiencia.

Mantené el termostato en 24ºC, es una temperatura ideal para mantener frescos los ambientes y ahorrar. Por cada grado que bajes el termostato, la demanda de electricidad del aparato crecerá entre 5 y 8%.

Ventilador: son equipos de bajo consumo que demandan entre 0,06 kWh (uno de pie) hasta 0,1 kWh (uno turbo) ideales para bajar la sensación térmica en los ambientes. Pierden efectividad progresivamente cuando la temperatura supera los 35 ºC.

Consejos

  • El aire acondicionado posee un filtro donde puede acumularse polvo. Es importante limpiarlo al menos una vez por temporada: si se encuentra muy sucio, la potencia de enfriamiento puede bajar hasta 10%.
  • Cuando utilices el aire acondicionado cerrá bien puertas y ventanas utilizando burletes para evitar fugas de temperatura.
  • En lo posible no instalar equipos de aire que estén muchas horas expuestos a radiación solar directa.
  • Utilizar una combinación de aire acondicionado y ventilador hará más eficiente el consumo en el hogar.

En invierno, en la mayor parte de las zonas climáticas del país, una temperatura entre 20°C y 22°C es suficiente para mantener el ambiente en condiciones confortables. Si utilizás acondicionadores de aire, por cada grado que bajes la temperatura el ahorro puede ser de entre 10 y 20%. Aún estando dentro de la casa es importante utilizar ropa abrigada para evitar subir la temperatura.

Consejos

  • Reducir las filtraciones de aire frío (chifletes) en ventanas y puertas utilizando burletes, ya que son los lugares más habituales por donde se escapa el calor.
  • Hacer un uso inteligente de persianas y cortinas: Durante el día, abrir persianas y cortinas para aprovechar el calor y la luz que nos brinda el sol. Durante la noche cerrarlas para proteger las superficies vidriadas del frío.
  • Ventilar de forma inteligente: para renovar el aire de los ambientes, es suficiente abrir las ventanas de 5 a 10 minutos.

Un punto muy importante cuando hablamos de calefacción es el aislamiento de nuestra casa ya que si no está bien aislada, el frío entrará obligándonos a aumentar la temperatura de la calefacción y como consecuencia el costo de la factura del servicio.

Consumo de artefactos

Aparatos eléctricos de uso más frecuente en el hogar, según su demanda.