Dalafer, procesamiento de residuos en nuestra cadena de valor

Dalafer, procesamiento de residuos en nuestra cadena de valor

Dalafer es una PyME familiar de procesamiento de residuos que hace parte de la cadena de valor de Edesur.

Desde hace casi cinco años, Edesur y Dalafer trabajan juntos en la gestión de residuos como transformadores eléctricos, medidores en desuso, cables inutilizados, maquinaria obsoleta y todo tipo de chatarra de hierro.

Como lo define su propio director, Fernando Messina, la relación con Edesur es de socios estratégicos. “Nunca la hemos visto como de cliente y proveedor, porque la verdad es que es mucho más. Nos llevamos bien, nos complementamos y avanzamos juntos hacia un objetivo en común”, dijo.

Hoy, con más de 30 años de trayectoria, Dalafer es un referente en el sector de reciclaje y procesamiento de residuos en el sur del conurbano bonaerense.

Transformador eléctrico en desuso en tratamiento en la planta de Dalafer.

Cien operarios en planta

Esta emrpresa familiar entró en el mundo del reciclaje de la mano de su fundador, Juan Carlos Messina. Poco a poco fue creciendo e incorporando nuevos servicios a sus procesos productivos. Hoy, cuentan con más de 100 operarios trabajando en la planta, más otros 200 que integran un grupo dedicado al reciclaje de residuos.

“Tenemos trabajadores directos en la empresa de fundición de cobre y latón, y luego están todos los trabajadores indirectos, que de una u otra manera hacen parte del equipo. En total hablamos de 300 trabajadores dentro del grupo de empresas”, explicó Fernando.

Anualmente, Dalafer procesa cerca de 12.000 toneladas, lo que significa unas 1.000 toneladas por mes.

Reciclaje

El trabajo comienza cuando el departamento de logística recibe una solicitud de procesamiento de residuos. Inmediatamente identifican si son peligrosos o no, para lo cual se activa un protocolo diferente.

Cuando se trata de desechos que no revisten tratamiento especial, el personal operativo retira y transporta los residuos hasta la planta, donde se procesa según su tipología.

Cables

Si es cable el proceso se resume así: doble paso por una máquina trituradora hasta obtener plástico y cobre, o aluminio dependiendo del tipo de cable procesado.

La molienda se envía a una planta procesadora, que separa el plástico del metal. El cobre va a fundición para la fabricación de productos semielaborados como: barras, planchuelas o alambres. El aluminio va a fundición para la fabricación de elementos para construcción como son aberturas, puertas, ventanas u otros.

El reciclaje de residuos se realiza con los más altos estándares de calidad del mercado.

Plásticos

El plástico dependiendo de su calidad es enviado a plantas de reciclaje, las cuales vuelven a transformarlo en productos, como bolsas de residuos o elementos de seguridad vial, entre otros.

Electrónicos

En el caso de residuos de aparatos electrónicos o eléctricos, como son los medidores: son clasificados y desarmados manualmente de acuerdo a su tipo. Los materiales plásticos y metálicos son reciclados en el mercado interno, mientras que los circuitos impresos y baterías son almacenadas por cortos períodos hasta ser consolidadas y transportadas hacia el puerto.

Luego, estos residuos son enviados a empresas en Bélgica, Alemania o China, donde son tratados con tecnología de primer nivel que permite la recuperación de sus materias primas y reducción al mínimo de los residuos generados.

Transformadores

Los transformadores eléctricos se tratan de la siguiente forma: se realiza el retiro del aceite, el cual será gestionado con un operador habilitado para el tratamiento de residuos peligrosos. El resto es desarmado manualmente, extrayendo el interior con grúas telescópicas o bien, puentes grúas reduciendo el riesgo de accidentes.

Chatarra

La chatarra de hierro es enviada a acería para su fundición, la chatarra de hierro silicio se envía a un recuperador, las bobinas que contienen cobre cubierto de papel impregnado en aceite son tratadas de manera tal que el papel es separado y enviado a un operador, mientras que el cobre es fundido para la fabricación de barras, planchuelas y otros.

Los residuos como aceites, trapos, maderas, cartones, papeles impregnados en aceites son dispuestos por incineración en operadores habilitados, con el certificado correspondiente.

En el caso de la chatarra: se clasifica y acondiciona para procesos de fundición, con el objetivo de ser reciclada.

Economía circular

La visión de Dalafer es potenciar la economía circular a través de procesos operativos que priorizan la reutilización de elementos y el cuidado y protección del medio ambiente. La incorporación de residuos a ciclos productivos revolarizando materiales es otra de sus prioridades.

Edesur está totalmente alineada con esta visión, sobre todo priorizando la idea de que a través de la economía circular es posible lograr los importantes cambios en la nueva sociedad.

Fernando Messina, director de Dalafer.