En Edesur llevamos energía a un club con historia: el Pedro Echagüe

En Edesur llevamos energía a un club con historia: el Pedro Echagüe

El barrio porteño de Flores tiene muchas cosas que lo hacen único, su origen como pueblo separado de Buenos Aires, su movimiento artístico y un club fundado por vecinos hace 100 años, demolido y reinaugurado: la Institución Cultural y Deportiva Pedro Echagüe.

Los inicios del club se remontan al 15 de enero de 1921, cuando un grupo de inmigrantes españoles e italianos se reúne por primera vez en la calle Portela 917. Luego de interrupciones y cambios de nombre, en 1940 se elige la primera comisión directiva.

La sede original estaba en la calle Lobos, hoy Gregorio de La Ferrere 3383. Pero, frente al aumento de los socios, se necesitó un lugar más amplio y la oportunidad aparece en 1942 cuando se compra una casa en la calle Portela 836, primera sede propia del Club.

Los bailes de carnaval comenzaron para generar ingresos que permitieron arreglar la nueva casa, pero trascienden el barrio y son un éxito rotundo. Con ellos, se pudieron realizar todas las obras programadas.

Durante mucho tiempo, la biblioteca tuvo un lugar protagónico en la vida del Club. En 1943, un año después de la compra de la sede en Portela, ya contaba con 2.205 libros y más de 12.000 lectores por año.

En 1962 comienzan los años más difíciles. Una inspección municipal no autoriza las instalaciones por el grado de inflamación de los techos. La comisión directiva toma una decisión drástica: demoler todo y empezar de cero. El club permanece cerrado durante casi una década.

En los `70, el gran desafío fue atraer de vuelta a los socios. En 1974, se inaugura la peña de tango de los sábados por la noche que continúa hasta nuestros días y es un emblema del club.

Los bailes juveniles, denominados Sundays Club, se inician en 1978 y continúan durante 8 años. Serú Girán, una de las bandas argentinas más queridas y emblemáticas de la historia del rock, se presentó en Pedro Echagüe.

Un logro deportivo importante se da en 2004, cuando el club llegó al Torneo Nacional de Ascenso de la Asociación de Clubes de Básquetbol, la segunda categoría profesional a nivel nacional. Desde los inicios, el básquet fue uno de los protagonistas de Echagüe.

Desde su nacimiento hasta la actualidad el club nunca dejó de progresar con más gimnasios, actividades y espacios de encuentro y crecimiento para todos los chicos y vecinos del barrio y también para los que se acercan desde más lejos atraídos por lo que tiene para ofrecer.

En Pedro Echagüe podés practicar básquet, vóley, fútbol infantil, fútbol femenino, patín artístico, gimnasia acrobática, danza, iniciación deportiva, karate, taekwondo, yoga, teatro, ajedrez. Además, es un invaluable lugar de encuentro para amigos.

Desde Edesur es un orgullo darle energía a un club con historia y tradición que conecta a los vecinos de uno de los barrios más tradicionales de Buenos Aires.