Así trabajan nuestros centros de control durante la pandemia

Así trabajan nuestros centros de control durante la pandemia

Unos 100 operadores de nuestros centros de control de baja, media y alta tensión trabajan todos los días para garantizar el flujo de energía en la red y atender incidencias en toda el área de concesión.

En total disponemos de cuatro centros para garantizar el máximo respaldo durante la pandemia. Tres están ubicado en nuestras oficinas centrales en el barrio porteño de Monserrat y uno en SACME, la empresa que monitorea nuestros intercambios de energía con Edenor. También incorporamos una sala de monitoreo en Enel Trading.

Cuatro días antes del inicio de la cuarentena, habíamos configurado áreas de control operativo para posibles contingencias para evitar problemas vinculados con el coronavirus COVID-19.

Todas las salas dividen el trabajo en grupos, turnos especialmente diseñados para evitar solapamiento, desinfecciones periódicas y distancia adecuada entre posiciones.

El centro de control es una unidad operativa desde donde controlamos el correcto funcionamiento de la red. Nuestros profesionales supervisan y coordinan la entrega de energía y las maniobras que requieren intervención de cuadrillas u otros equipos de mantenimiento.

Cada uno de los operadores posee elementos de cuidado de la salud como barbijos, alcohol en gel y anteojos para realizar sus tareas, cumpliendo las medidas recomendadas por nuestros expertos en salud y seguridad.

En lo que va de cuarentena, los equipos están atendiendo un promedio de 700 incidentes en baja tensión y alrededor de 4 en media tensión.

«Todos los incidentes que se registran en el día son atendidos en su totalidad por los diferentes equipos con que contamos en todas las zonas del área de concesión.», explicó Christian Podestá, responsable de Operación Técnica de la Red.

El tiempo promedio de resolución es 2 horas. Un alto porcentaje es resuelto en la primera intervención.

Teletrabajo

Como parte de los cambios que hemos implementado a partir de la pandemia, algunos operadores de baja tensión empezaron con teletrabajo. Es decir, han empezado a trabajar desde sus casas.

De esta manera, cada equipo cumple con el distanciamiento social y cumple con la prestación de un servicio esencial. Cuidarnos es responsabilidad de todos.