Enfermeros de la luz: nuestros trabajadores son esenciales para el país, para nosotros y para sus familias

Enfermeros de la luz: nuestros trabajadores son esenciales para el país, para nosotros y para sus familias

Ellos no pueden quedarse en casa o hacer su trabajo en forma remota. Son más 2500 empleados de Edesur que cada día recorren las calles, solucionando inconvenientes técnicos o monitoreando el estado del sistema eléctrico desde nuestra sede central.

Son técnicos y operadores esenciales para el normal funcionamiento de la red, esenciales para nuestra empresa y también esenciales también para sus familias. Por eso los cuidamos con los más altos protocolos de seguridad.

Hace poco más de un año, cuando se declaró la pandemia de COVID-19, los bautizamos los “Enfermeros de la luz”. Recorrieron las calles desiertas para que miles de argentinos pudieran quedarse en casa y ahora, en plena segunda ola, su trabajo vuelve a ser primordial para que millones de argentinos puedan trabajar desde sus hogares. Su labor es vital para reforzar y garantizar la calidad del servicio en los hospitales, y centros de vacunación, donde la refrigeración de las vacunas es primordial.

Reconocemos a nuestros empleados esenciales que en medio de la pandemia siguen trabajando con compromiso y dedicación. Son nuestros aliados, son imprescindibles, son nuestros héroes anónimos.

Nuestros operarios se mantienen trabajando como habitualmente, respetando todas las medidas de seguridad e higiene.