Un calzado de seguridad especial para Edesur

Un calzado de seguridad especial para Edesur

Confecat hace parte de nuestra cadena de valor.

Es una pyme con más de 40 años en el mercado que nació entre la localidad de Lanús, al sur del Conurbano bonaerense y en la provincia de Catamarca, de la mano de dos hermanos, que siempre se dedicaron a la indumentaria de seguridad.

Al crecimiento natural de esta pequeña empresa, la acompañó la diversificación de sus productos, logrando abarcar no solo todo tipo de indumentaria y calzado sino también accesorios de seguridad.

Hoy son la fábrica de indumentaria y calzado de seguridad más grande del país y la única empresa autorizada por la marca Ombu para realizar y comercializar sus botas de seguridad.

 

Una relación de 30 años
La relación entre Confecat y Edesur data de principios de los 90, cuando esta pyme se constituyó como la primera en proveer la indumentaria de trabajo de nuestra distribuidora. Para aquél momento, los volúmenes de producción no eran tan altos, en consonancia con la demanda del mercado.

Con el tiempo fue aumentando hasta llegar a unos 2.000 pares de calzado por año, solamente en el 2020. Hay que considerar que, según normas, cada operario debe utilizar dos pares de calzado de seguridad por año.

Pero Edesur no es la única empresa a la cual Confecat provee indumentaria de este tipo. También lo hace a otras distribuidoras y generadoras de energía del país, siderúrgicas, electromecánicas, automotrices y de transporte.

En total, producen 4.000 pares de calzado por día, lo que significa 120.000 pares por mes y más de un millón por año.

Sus más de 700 trabajadores de las plantas de Catamarca y La Rioja, además de sus oficinas de Códoba y Buenos Aires,  trabajan día a día con esmero para lograr productos de alta calidad, que cumplen con los estándares de seguridad necesarios en el país. En la actualidad ya cuenta con 280 productos certificados por IRAM.

Más de 700 trabajadores operan las plantas de La Rioja y Catamarca y las tiendas de Córdoba y Lanús, en la provincia de Buenos Aires.

Hecho en casa
Pero en Confecat no solo fabrican, también diseñan sus propios modelos de indumentaria y calzado. De hecho, cuentan con un laboratorio donde los controles de calidad se siguen con rigurosidad.

Roberto Tellini, ejecutivo comercial, destacó que son “la única empresa del rubro que cuenta con laboratorio propio, donde se le hace inspección a todos los productos que entran para producir o materia prima, y al terminar ese producto se realizan pruebas de resistencia a la tracción, comodidad y notificación de confort”.

El calzado de Edesur es especial porque aparte de las especificaciones habituales cuenta con una plantilla antiperforación que impide la entrada de elementos punzantes.

 

Calzado de Edesur
El calzado de seguridad que utilizan las empresas distribuidoras de energía debe seguir ciertas normas en su elaboración: cuero especial flor con 2,2 milímetros de espesor, planta de acero resistente, puntera de acero y dieléctrico. Con todo ello, el producto está apto para tener un sello IRAM lo que certifica su garantía.

El calzado de Edesur debe contar además con una plantilla antiperforación que impide el ingreso de elementos filosos.

Nos sentimos orgullosos de contar con proveedores de la talla de Confecat, que no solo provee un calzado con los mayores estándares de seguridad para que nuestros operarios trabajen seguros, sino que sostiene a más de 700 familias de cuatro provincias argentinas, que hoy en día se sienten agradecidas de formar parte del engranaje que mueve a nuestro país.

Con su energía y la nuestra salimos todos adelante.

Confecat fabrica unos 2.000 pares por año para Edesur y más de un millón al año para todas las empresas que provee.