Edesur participó de la audiencia pública

Edesur participó de la audiencia pública

Hoy se llevó a cabo la audiencia pública en la que Edesur S.A, a través de la participación de su presidente, Juan Carlos Blanco, justificó el pedido de actualización de los cuadros tarifarios del servicio eléctrico, que se encuentran congelados desde hace dos años.

Durante el confinamiento obligatorio que generó la pandemia, Edesur rearmó su infraestructura para que 1600 personas trabajen desde sus hogares, mientras otra parte de la plantilla lo hizo en forma presencial para garantizar la normal prestación del servicio. A ello se sumaron obras respaldo para edificios relacionados con prestación de salud, armado de instalaciones en hospitales de campaña y asistencia en los centros de vacunación. La atención en canales digitales se incrementó durante el aislamiento obligatorio 55% y la interacción por esta vía creció 100%, mientras que los reclamos comerciales cayeron -40%.

La calidad del suministro mostró una importante mejora entre el período marzo y febrero de 2017/18 y contra marzo 2020 y febrero 2021. Según datos auditados por el ENRE, se redujo la duración de los cortes -59%, mientras que la frecuencia de los cortes cayó -40%. De los últimos 20 años, el sector eléctrico operó 18 bajo emergencia.

La tarifa más baja de Argentina y Latinoamérica

Un dato destacado por Blanco es que Edesur en AMBA tiene la tarifa más baja de la Argentina (5,4 $/KWh), contra Buenos Aires (7,8), Santa Fe (7,5), Río Negro (6,4) y Tucumán con un (5,8). A nivel regional la tarifa de Edesur es 70% más baja que el promedio de la tarifa de Sudamérica.  Así, la población de Argentina con el PBI/cápita más alto paga las tarifas más bajas.

En cuanto a la incidencia de las tarifas en los distintos sectores, el 65% de los clientes residenciales paga menos de $ 1000 por mes. En este sentido, el 36% abona facturas de hasta $ 500, el 29% de entre $ 501 y $ 1000, un 24% entre $ 1001 a $ 2000, mientras que apenas un 7% abona entre $ 2000 y $ 3000 y 4% más de $ 3000. Estos números reflejan que el servicio de energía, para la mayoría del sector residencial, es más barato que cualquier otro como por ejemplo los de cable.

Propuestas para el descongelamiento tarifario

Blanco señaló durante la audiencia la necesidad de un recupero tarifario, ya que mientras las tarifas eléctricas se mantuvieron congeladas, los salarios aumentaron 82% entre marzo de 2019 y diciembre de 2020, la inflación del consumidor fue del 95% y la inflación mayorista trepó a 121%.

En tanto, Edesur reinvirtió el 100% del resultado y ENEL Argentina aportó $ 9 mil millones entre 2019-2020. Así, en casi 20 años solo se distribuyeron dividendos en 2009.

En la audiencia pública, el presidente de la compañía presentó para esta transición dos alternativas de solución que pueden combinarse tarifas más subsidios, con la finalidad de contar con los recursos necesarios para brindar un servicio de calidad.

La primera consta de un aporte de los usuarios con un nuevo cuadro tarifario a partir del 21 de abril, más un ajuste en agosto. El impacto en la tarifa residencial sería del 34% y en el promedio del resto de las categorías del 45%.

La segunda opción establece subsidios por un valor de $ 34.260 millones sin cambio de cuadro tarifario.