Iluminación LED: ¿cuál es el mejor color para cada ambiente?

Iluminación LED: ¿cuál es el mejor color para cada ambiente?

Las lámparas LED son la solución más eficiente de iluminación para el hogar: consumen hasta diez veces menos respecto de una incandescente y poseen una gran capacidad lumínica con más de 50.000 horas de vida últimas (unas cinco veces más respecto de las convenciones).

Ahora bien, la iluminación más adecuada para cada espacio de la casa dependerá del tipo de actividad que se vaya a realizar. Por ejemplo, no es lo mismo iluminar un dormitorio, una cochera o un comedor. Es por eso que los tonos luz de las lámparas (cálido, natural o frío) se determina por la temperatura de los bombillos.

La temperatura de las lámparas LED se mide en grados Kelvin (°K), una escala utilizada para determinar la «temperatura del color». De este modo se puede determinar exactamente cuál es el tipo de color que tendrá cada dispositivo que compres (dado que están consignados en la caja).

Tonalidades por temperatura

En general, para la iluminación de interiores o exteriores se trabaja entre 2.400 ºK y 9.000 ºK. Podemos dividirlo en cinco categorías:

Grados Kelvin Tono de luz
2.400 a 2.900 Muy cálida
2.900 a 3.900 Cálida
3.900 a 5.500 Natural
5.500 a 7.000 Fría
7.000 a 9.000 Muy Fría

Si en el mercado local se pueden comprar lámparas de todos los colores, las presentaciones más comunes van de 2.700 a 6.400 grados Kelvin. No obstante, la escala de colores por temperatura puede ser graficada del siguiente modo:

Temperatura del color expresada en grados Kelvin.

Colores ideales según ambiente

La tonalidad de la luz puede crear climas y favorecer cierto tipo de actividades dependiendo de cada espacio de una casa. De acuerdo con los expertos en iluminación, las recomendaciones son:

Luz cálida

Crea ambiente acogedores generando sensación de bienestar por eso es ideal para ambientes para descanso y relax: salones, comedores, pasillos, salas de estar, dormitorios y terrazas.

Recomendación: 3.000 a 3.500 ºK

Luz natural

Es ideal para iluminación básica, dado que su color se parece mucho más al sol de la mañana. Realza los colores de un ambiente y produce alta animosidad en las personas. Se suele utilizar en salas de lectura, estudios, baños y cocinas. Se suele combinar con luces cálidas.

Recomendación: 4.000 a 4.500 ºK

Luz fría

Es ligeramente azulado por lo cual crea ambientes más estimulantes para la vista por eso se recomienda para espacios con tránsito permanente o actividades intensivas. En el hogar suele utilizarse en estacionamientos, pero posee más aplicación en oficinas, iluminación de hospitales, aulas, despachos y fachadas de edificios.

Recomendación: 6.000 ºK