Marisa, nuestra primera jefa de cuadrillas

Marisa, nuestra primera jefa de cuadrillas

Marisa Vázquez (46) es la primera mujer jefa de cuadrillas de Edesur y se desempeña en el área de Pérdidas en la zona de trabajo Quilmes-Avellaneda. Desde el escritorio y en la calle, coordina, administra y supervisa a los equipos de trabajos técnicos.

Entre sus tareas está verificar en terreno la existencia de irregularidades en el servicio de energía, como por ejemplo conexiones clandestinas, elaborar las actas y ejecutar el recupero de energía. También realiza trabajo administrativas para coordinar a los equipos que maneja.

«La oficina de Pérdidas siempre fue importante porque recuperamos el consumo de fugas por conexiones directas. Para ello, seguimos un protocolo de acción, que nos permite identificar la irregularidad, luego levantar un acta con presencia de autoridades y, finalmente, ejecutar el recupero de energía», explicó. Las irregularidades ocurren en diferentes zonas geográficas, sin importar el estatus socio económico de los clientes.

«Es igual en todas partes, aunque siempre en ciertas zonas hay modalidades de hurtos más sofisticados que en otros. Vemos desde conexiones directas hasta controles remotos dentro de los medidores», explica Marisa.

Marisa Vasquez, jefa de cuadrillas

Marisa es coordina, administra y supervisa el trabajo de cuadrillas en la zona Quilmes-Avellaneda.

Liderazgo y carácter

La función que desempeña demanda habilidades blandas particulares. Una de ellas es el liderazgo. «No es fácil cuando tenés que coordinar cuadrillas donde todos son hombres, porque siempre hay alguno que se resiste a acatar órdenes, por un tema de género», explica Diego Acuña, uno de sus compañeros de trabajo de todos los días. Ella tiene la experiencia para para conducir y llevar adelante los procedimientos.

Cuando se presentan momentos de tensión, Marisa los enfrenta con seguridad y defendiendo su punto de vista, como resultado de 27 años de servicio en la compañía. «En ese momento explico las razones por las que se debe hacer determinado procedimiento. Una vez que lo hago, baja la tensión y vuelve todo a la normalidad».

Marisa se desempeña en la gerencia de Operaciones Comerciales de la Red, dentro el área de recupero de pérdidas.

Marisa se desempeña en la gerencia de Operaciones Comerciales de la Red, dentro el área de recupero de pérdidas.

Para Marisa, una de las conquistas más importantes para las mujeres debe ser la igualdad en los espacios de trabajo. «No hay diferencia entre el hombre y la mujer. En cuanto al trabajo, todos podemos hacer todo. Me encanta lo que está pasando hoy día, que las mujeres tengamos más espacio, porque nos lo merecemos», afirma.

En su equipo de trabajo, la encargada de la seguridad también es una mujer. Romina Lucero, sargento de la Policía de la provincia de Buenos Aires, la acompaña en la mayoría de los procedimientos en la calle. «Acompaño a las cuadrillas y constato las actas del trabajo que ellos realizan en cada inspección. También velo por su seguridad», explica la oficial.

Marisa trabaja hace 27 años en Edesur y posee una amplia experiencia trabajando en operaciones comerciales.

La energía de las mujeres

Edesur adhiere a los a los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEPS) de ONU Mujer para llevar adelante su política de igualdad de género. El compromiso también pasa por fortalecer el papel que desempeñan las mujeres en nuestra sociedad haciendo visible su valor y aporte en sectores con posiciones que tradicionalmente habían sido ocupadas por varones. Por eso apostamos a la energía de las mujeres, un espacio de comunicación en donde reflejaremos historias de colaboradoras que nos ayudan a marcar la diferencia y mejorar.

El Día de la Mujer es una gran oportunidad para visibilizar y promover transformaciones necesarias para incluir y desarrollar a las mujeres como individuos de pleno derecho y en igualdad de condiciones que los varones.

Conocé otras historias: