¿Cuál es el calefactor eléctrico más eficiente y económico?

¿Cuál es el calefactor eléctrico más eficiente y económico?

El Servicio Meteorológico pronostica una semana fría hasta el domingo 7 de julio con baja sensación térmica durante la noche. En este sentido, elegir los artefactos más eficientes pueden hacerte ahorrar hasta 70% en tu factura de electricidad.

Para que puedas tomar una decisión más informada, comparamos el desempeño de cuatro artefactos estándar de calefacción para un dormitorio de 10 m2.

Las estimaciones de los valores de consumo fueron realizadas sobre 56 horas, a razón de 8 horas por 7 noches. Es decir, una semana de uso para dormir.

Panel calefactor

$142 por 7 noches.Es la alternativa más eficiente para calefaccionar un dormitorio. Un panel estándar consume 600 watts por hora (0,6 kWh), en términos de consumo, es 3 veces menos costoso que un caloventor y casi 2 veces frente a un aire acondicionado en modo calor.

Radiador eléctrico

$226 por 7 noches.Los equipos de entre 900 y 1.000 watts son presentaciones estándar del mercado y poseen un consumo bastante similar al del aire acondicionado en modo calor.

Aire Acondicionado

$238 por 7 noches.Los aires en modo calor suelen ser una opción algo eficiente para calefaccionar ambientes. Consumen en torno a 1 kWh si se utilizan a 20ºC. Tené presente que por cada grado que subís el termostato, el consumo se incrementa entre 7 y 9%.

Consumo de aire acondicionado estándar por temperatura del termostato.

A modo de referencia, un aire split de 2200 calorías (clase A o superior) alcanza para calefaccionar adecuadamente un ambiente de entre 50 a 60 mts que no presente filtraciones de aire frío («chifletes») en puertas y ventanas.

¿Cómo usar el aire acondicionado en modo calor?

Caloventor 2000 w

$471 por 7 noches. Los caloventores eléctricos son los dispositivos más ineficientes para calefaccionar un ambiente por su elevado consumo eléctrico (2.000 watts por hora o 2 kWh), que es más del doble respecto de un aire acondicionado.

Suelen ser una alternativa muy barata para su adquisición, pero muy costosa en términos de consumo.