Cómo bajar la temperatura de tu casa

Cómo bajar la temperatura de tu casa

En los días de calor prendemos el aire acondicionado o el ventilador para refrescar los ambientes, pero hay algunos consejos extra para ahorrar en tu factura. Tené en cuenta que si utilizás el aire es fundamental ubicar el termostato en 24 grados.

En este tutorial te damos algunas claves para complementar el uso de aparatos eléctricos y hacer un consumo más eficiente.

Cómo prevenir el calor en el hogar

  1. Mantené las persianas bajas para que no entre la luz y el calor. También cerra las ventanas para evitar que el aire del exterior entre a la casa.
  2. Las plantas son una gran barrera para el calor y bloquean los rayos del sol. Macetas, enredaderas o hasta árboles pueden contribuir mucho.
  3. Evitá usar electrodomésticos como el horno, plancha, calefón y la aspiradora. Son fuentes de calor así que te recomendamos que, si los vas a usar, hacerlo en el horario que haga menos calor.
  4. Cerrá las puertas espacios que no estés utilizando así el aire caliente no circula, pero te recomendamos que a la noche o cuando baja el sol dejes las ventanas abiertas para recambiar el aire.
  5. Bañate en las horas de mayor calor para refrescar el cuerpo. Si no mojate las muñecas y la nuca.

Olas de calor

El Sistema de Alerta temprana por Ola de Calor y Salud (SAT-OCS) del Servicio Meteorológico Nacional informa diariamente los datos climáticos. Esta información es muy importante porque nos puede ayudar a organizar nuestro día y evitar un golpe de calor.

Actualmente, hay tres tipos de alerta en función de los riesgos que involucran para la salud humana: amarilla, riesgo para bebés, niños pequeños, enfermos crónicos y mayores de 65 años; naranja, peligro para estos grupos de riesgo; y roja, alto nivel de peligro para grupos de riesgo e incluso personas saludables.

Niveles de alerta por ola de calor

Estar hidratado ayuda a prevenir golpes de calor y cuidar la salud.

Recomendaciones para la salud

  • Tomar mucho líquido para hidratar el cuerpo, pero evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 16 horas).
  • Evitar comidas muy abundantes y comer frutas y verduras.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el Golpe de Calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.
  • Ante dolor de cabeza; vértigos; náuseas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42ºC), se deberá actuar de la siguiente manera:
    • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta.
    • Intentar refrescarlo, mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica.